CONSEJOS PARA FORMULAR TMR DURANTE EL ESTRÉS CALÓRICO (PARTE 2)

formulacion del TMR durante el estres calorico

Estamos continuando con una mirada al manejo del estrés calórico para el verano. Si usted no leyó la primera parte, asegúrese de visitar nuestro sitio y lo encontrará aquí

Los consejos de  formulación de TMR  debajo son pensados para compensar los cambios fisiológicos y metabólicos y los efectos que se imponen en la vaca lechera por el estrés calórico.

Estos son generalmente corroborados por los estudios científicos que se pueden ver como una ayuda para que los animales sobrelleven los efectos del estrés calórico en lugar de métodos para “superarlos”, para lo cual la refrigeración intensiva es probablemente el único método efectivo (ver Parte 1).

En su mayoría, se pueden considerar los siguientes consejos, como lo que se necesita para prevenir una situación que ya puede estar cambiando para peor.

Incremente la densidad de la ración

Incrementando la densidad de la ración, dentro de los parámetros de una segura función ruminal, aumentará la cantidad de nutrientes por unidad de materia seca consumida, aumentará la eficiencia del alimento, y disminuirá el calor de la fermentación y la digestión, para, de esa forma,  disminuir el calor producido por unidad de energía metabolizable consumida.

Alimente forrajes de muy alta calidad

Ahorre su forraje de mayor calidad, especialmente alfalfa, para ser suministrados durante períodos de estrés calórico.

El incremento del calor en la alimentación (calor de la fermentación y la digestión) disminuye a medida que la calidad del forraje se incrementa.

La alfalfa tiene una de las mayores capacidades “buffering” de todos los forrajes. Por la misma razón, limite la alimentación de forrajes de calidad pobre.

Reemplace almidón con fibra digerible:

A medida que los niveles de almidón aumentan, el riesgo de acidosis también aumenta.

Sustituir con fuentes de alto contenido de energía como cascarilla de soja, granos de destilería y pulpa de fruta permite mantener los niveles de energía mientras se reduce el nivel de producción de ácidos grasos volátiles (AGV) y el riesgo de acidosis.

Disminuya el almidón con grasa “bypass”

La grasa contiene más del doble de  energía metabolizable que el grano, permitiendo al almidón que se reduzca mientras al mismo tiempo incrementa la densidad de la ración.

Las investigaciones no han demostrado aún un beneficio en el agregado de altos niveles de grasa “bypass” a las dietas normales durante el estrés calórico.

Disminuya solubilidad y degradabilidad de la proteína

Ambas cosas, los niveles de amoníaco del rumen y la cantidad de degradación de proteína, se incrementan durante el estrés calórico, posiblemente  debido a la motilidad ruminal en baja y al tiempo de retención de partículas en el rumen en aumento.

Se ha demostrado que el suministro de proteína soluble y el incremento del contenido de proteína con proteína “bypass” tienen efectos negativos durante el estrés calórico.

Agregue levadura

El agregado de levadura o cultivo de levadura a la ración TMR mejora la fermentación del rumen y reduce el riesgo de acidosis.

El agregado de cultivo de levadura también ha demostrado en un estudio que pueder disminuir la temperatura corporal y mantener el contenido de grasa en leche durante el estrés calórico.

Incremente el bicarbonato de sodio y agregue potasio y magnesio

El bicarbonato de sodio compensa la reducción en la contribución de saliva y neutraliza la acumulación de ácidos grasos volátiles y lactatos en el rumen para mantener el PH del rumen.

La ingesta en aumento de sodio y potasio reemplaza el alto nivel de pérdidas por sudación y orina. Se requiere magnesio para balancear la suba en potasio. Se deberían hacer estos cambios con el seguimiento de un nutricionista profesional.

Agregue Metionina de Zinc

Se ha demostrado que las vacas lecheras doblan su tiempo estando paradas durante el estrés calórico, aparentemente para ayudar a la refrigeración del cuerpo, de esa forma contribuir al incremento de problemas de patas.

La Metionina de Zinc ayuda a mejorar la salud de las pezuñas y disminuye la incidencia de cojera, así como también ayuda a disminuir el conteo de células somáticas y el riesgo de mastitis.

Considere agregar Bypass Niacina y/o Biotina

Estudios preliminares han demostrado que el rumen protegido con Niacina disminuye la temperatura corporal de vacas en ordeñe que estaban con estrés calórico.

Se ha probado que la Biotina mejora  la dureza de las pezuñas y disminuye la incidencia de cojera, así como también mejora la producción de leche de vacas  bajo dietas altas en grano.

Comparta estos consejos con amigos y productores conocidos. Por favor mire nuestro Video “Alimentación para el Verano  “Porque lo Importante es la Nutrición®”.

Tags